Noticias UAG

Estudio ancianos

Compartir

Mayoría de adultos mayores se sientes excluidos: investigadora

Arturo Padilla

Miércoles-14-Noviembre-2018

Una tendencia cada vez más común en Jalisco y en México es el envejecimiento “negativo” que significa que las personas de la tercera edad tienden a vivir su ancianidad excluidas, en soledad, enfermas, con carencias y menospreciadas por la sociedad, señaló la Dra. Beatriz Corona Figueroa, Investigadora de la Facultad de Psicología de la Universidad Autónoma de Guadalajara (UAG) en su conferencia “Participación Social y Salud Percibida en Adultos Mayores Mexicanos” durante el “II Coloquio de Investigación en Psicología y Envejecimiento” realizado en esta casa de estudios.

La Dra. Corona Figueroa realizó una investigación en la que entrevistó a 2 mil 400 personas, mujeres y hombres de más de 60 años, de Jalisco y Colima—fueron excluidas personas que tenían algún nivel de deterioro cognitivo—para averiguar si la participación social tiene injerencia en la salud de los adultos mayores.

“México carece de una cultura de inclusión de las personas de la tercera edad. Mi investigación tiene que ver con cómo la poca participación e inclusión social de las personas de la tercera edad afecta su salud mental y física. En México y Jalisco, el adulto mayor tiende a aislarse y creer que es inútil”, dijo.

En el país hay alrededor de 10 millones de personas mayores de 65 años y la cifra aumentará, por ello la doctora ha estudiado este tema por más de cuatro años y busca promover el envejecimiento positivo que significa facilitar maneras de apoyar a los adultos a envejecer de manera sana, justa e inclusiva.

Según los resultados de la doctora, los hombres se perciben con mejor estado de salud mientras laboren en trabajos formales; mientras que las mujeres se mantienen sanas mental y físicamente cuando se dedican a actividades religiosas, de educación y de cuidado de la familia y el hogar, entre otras.

“Muchas veces la participación social de la mujer pasa desapercibida pero no sucede en espacios sociales de tipo formal, sino en lo informal y familiar, actividades que conserva en la edad adulta a diferencia del hombre que, cuando deja de trabajar, pierde de manera significativa su rol social establecido”, detalló.

Agregó que la participación social tiene repercusión en la salud de cualquier individuo en especial de los adultos mayores.

La investigación de la doctora señala que las variables de salud como son la memoria, la audición, condiciones de piezas dentales y la nutrición, influyen determinantemente en cómo el adulto mayor participa en actividades sociales.

Ver más