Noticias UAG

Alimentacion aislamiento 030420

Compartir

Cuidar alimentación durante los días de aislamiento, recomienda experta

Arturo Padilla/ Foto: Tomada de Internet

Viernes-03-Abril-2020

La Dra. Celia Margarita Anaya Preciado, Máster en Nutrición, Profesora Titular de Nutrición, de la Coordinación Académica de Medicina Interna 1 de la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de Guadalajara (UAG), expresó que es necesario cuidar nuestra alimentación durante los días de la Emergencia Sanitaria que vive México a causa del Covid-19.

La experta mencionó que la contingencia ha cambiado la dinámica general de nuestra vida de una manera radical; debemos quedarnos en casa, por lo tanto, movernos menos, con una actividad más sedentaria lo que nos debe hacer pensar en nuestros hábitos de alimentación.

En ningún caso la alimentación, por sí misma, evita o modifica la infección, los expertos han publicado que actualmente no existe un tratamiento nutricionalmente específico frente al Covid-19, las recomendaciones están dirigidas a reducir la fiebre y problemas respiratorios, asegurando una adecuada hidratación.

“Quedarnos en casa reduce nuestra actividad cotidiana, física o recreativa, y esto nos debe hacer pensar si nuestra ingesta calórica deberá de modificarse. El organismo fisiológicamente trata de mantener una reserva de energía para cubrir situaciones de estrés, si no lo gastamos lo almacenamos, lo que puede causar problemas a mediano o largo plazo como aumento de peso, o una nutrición inadecuada”, dijo.

Sin embargo, la doctora menciona que podemos revertir y enfrentar esta dificultad de manera inteligente, divertida y creativa con la combinación de alimentos sanos y nutritivos, observar lo que tenemos en casa y complementarlo.

Los niños pueden comer sano

Los niños son un sector de la población que exige un cuidado y alimentación completa y balanceada ya que necesitan y consumen mucha de su energía por sus actividades diarias; por desgracia estar en casa involucra dos circunstancias, comentó la doctora.

“Primero que, al incrementar actividades sedentarias y reducir actividades recreacionales, esto podría afectar su salud nutricional con un consumo de alimentos con densidades calóricas altas o desequilibradas. Al estar en casa las únicas actividades que pueden realizar son las del hogar, como ver televisión y jugar video juegos, reduciendo las actividades físicas, por lo tanto, se despierta el estímulo de estar comiendo entre comidas alimentos que no son sanos para ellos, `productos chatarra´”, señaló.

Si no se tiene cuidado en ese sentido, podría caerse en el riesgo de la sobrealimentación y así incrementar el peso de los pequeños.

La recomendación de la doctora es tener en casa almacenada comida nutritiva y saludable como frutas, yogurt, cereales no tengan altas cantidades de azúcar.

También, recomendó buscar alternativas de alimentos que pueden guardarse durante mucho tiempo como garbanzo, lentejas, y otras leguminosas, las cuales tienen un valor nutrimental importante y son saludables.

“Para no favorecer el incremento del peso, otro elemento importante es la manera en que preparamos los alimentos. Podemos congelar fruta natural y mezclarla con yogurt y así hacemos un rico helado de yogurt que es más sano que comprar un helado común y corriente”, añadió.

Los jóvenes también comen verduras

Por otro lado, siguió la doctora, los adolescentes y jóvenes tienen tendencias particulares sobre su alimentación; una de las dificultades de la juventud es el consumo de verduras. Para ello, pueden ofrecerse algunas de consumo no habitual y con ello diversificar la alimentación favoreciendo su consumo.

“Por ejemplo, pimientos o champiñones, entre otras opciones. Si nosotros buscamos alternativas en su preparación y les preguntamos cómo les gustaría consumirla podríamos conseguir que comieran sano. Es pensar e intentarlo”, detalló.

Una de las recomendaciones que propuso la doctora fue el aumentar el consumo de la ensalada en la comida, expuso que la forma de presentación también podría cambiar el interés del joven en el momento de comer.

Adultos y adultos mayores

Sobre la alimentación de los adultos, la doctora recomendó que se debe tener en cuenta cambiar hábitos. Si antes no se comía sano, es una buena oportunidad para empezar y protegerse de enfermedades asociadas a una mala nutrición.

“Muchos adultos sufren de diversas enfermedades crónicas como Diabetes, Hipertensión Arterial, elevación del Colesterol y Triglicéridos. Esta contingencia nos debe hacer pensar en que debemos seguir guardando hábitos sanos de alimentación para protegernos”, advirtió.

Por otro lado, esta contingencia favorece, además de subir de peso, el agravar enfermedades ya existentes o incidir en ellas, por lo que la dieta de las personas mayores debe incluir todos tipos de verduras, frutas, cereales, leguminosas y carne; además, hay que ser cuidadosos con la forma de preparación.

Uno de los puntos que la doctora pidió vigilar en la alimentación es el alto consumo de grasas.

“Podemos buscar grasas más saludables, por ejemplo, aceites de maíz, de canola, de soya, a bajos precios y accesibles. También evitemos el consumo excesivo de grasas saturadas”, completó.

Insistió en consumir leguminosas, frutas y verduras, situación que aplica principalmente para las personas de la tercera edad, pues son un grupo vulnerable de la población.

El agua es muy importante

Con el cuidado de la alimentación del adulto mayor es importante tener en cuenta que ellos requieren de un consumo de agua elevado. Si revisamos la pirámide de alimentación del adulto mayor en la base se puede encontrar que requiere más agua que cualquier otro alimento. Dijo la doctora

No obstante, no se deben olvidar las vitaminas, como el consumo de la vitamina C para fortalecer nuestro sistema inmunitario, así pues, el consumo de cítricos es importante en este momento.

“Todos tenemos la capacidad y la forma tener una alimentación saludable en todo momento; necesitamos voltear a ver nuestra alacena y refrigerador, catalogar lo que tenemos dentro y desechar lo que no es sano”, exhortó.

Por último, la doctora expresó que alimentarse sanamente no requiere de un gasto económico elevado; realmente lo que puede realizarse en este momento es informarnos sobre alimentación y en Internet hay excelentes artículos y recetas sobre el tema donde se pueden buscar y encontrar alternativas y opciones para alimentarnos sanamente.

También en este momento de contingencia debemos acatar las recomendaciones de las autoridades sanitarias, evitar aglomeraciones y compras innecesarias, realizar una compra saludable, medida, solidaria y ética, concluyó

DATOS

Ocho recomendaciones para afrontar saludablemente esta contingencia:

  1. Mantener una hidratación adecuada.
  2. Consumir por lo menos cinco raciones de frutas y verduras.
  3. Preferir el consumo de productos integrales y leguminosas.
  4. En relación con los productos lácteos preferir los bajos en grasa.
  5. Consumir en forma moderada productos de origen animal, bajos en grasa.
  6. Consumir de frutos secos, semillas y aceite vegetal como canola, soya, oliva.
  7. Evitar alimentos precocinados (Nuggets, pizza, pastas, etc.).
  8. Evitar lo más que se pueda la comida rápida.

Ver más