Horizontes

Octavio Castro Sánchez

Compartir

Octavio Castro Sánchez estudiante de la UAG que vivió París

Arturo Padilla

Miércoles-07-Noviembre-2018

“Es difícil de elegir sólo una anécdota de todas las vivencias casi surrealistas que pude vivir en París”; así empezó su historia Octavio Castro Sánchez, estudiante de Economía y Gestión de Negocios de la Universidad Autónoma de Guadalajara (UAG), que se fue a estudiar por seis meses al Institut de Préparation à l'administration et à la Gestion (IPAG) Bussines School, una escuela de negocios privada en una zona céntrica de París, Francia.

Él viajó de intercambio para mejorar su inglés, francés y experimentar el vivir solo “pude ampliar mis horizontes culturales y estar inmerso en una de las ciudades más influyentes en la humanidad”.

“Si tuviera que elegir una anécdota de todo lo que viví en Paris, sería ésta: fue de la primera noche en que llegué; estaba muy cansado por el vuelo y tuve que tomar el metro con mi maleta de 25 kilogramos. No había tenido posibilidad de ver la ciudad y cuando llegué con las personas con las que iba a vivir, después de descansar un poco, me llevaron a un mirador del "Banlieue" para ver la ciudad de noche. Subimos y de pronto estaba viendo toda la ciudad iluminada y hermosa. Poder ver la ciudad es una experiencia inolvidable, así empezó mi aventura”, dijo.

El estudiante agregó que la ciudad era cara (se refiere a vivir en ella), sin embargo, sus padres y él armaron un plan económico para que pudiera subsistir durante sus estudios. Comentó que tuvo la oportunidad de conocer nuevos lugares y viajar por ciertas zonas famosos de Francia, conocer su cultura y a personajes interesantes en su camino.

“Yo por supuesto que recomiendo viajar. Irse de viaje de estudios es una de las actividades más interesantes y enriquecedoras que he realizado. Todos deberían intentar irse al menos una vez en su vida”, dijo.

Luego, señaló que la UAG y la IPAG lo ayudaron con sus trámites y acompañaron a lo largo de su viaje de estudios por lo que no se sintió solo.

“Prácticamente, toda la cuestión de papeleo (admisión, visa, trámites) ellos me ayudaron. Tengo que agradecer principalmente a Lucie que estuvo dispuesta a ayudarme todo el tiempo incluso en mi estancia allá. Fue una gran experiencia”, concluyó.

Ver más