Orgullo UAG

Andrea Sáenz

Compartir

Alumna de la UAG consigue tercer lugar en Challenge University Innovation 2018

Arturo Padilla

Lunes-14-Enero-2019

Andrea Fernández Sáenz, de cuarto cuatrimestre de Ingeniería Civil de la Universidad Autónoma de Guadalajara (UAG), junto a dos estudiantes de Químico Fármaco Biología y Diseño Industrial, de la misma casa de estudios, además de otros dos de la Universidad de Guadalajara, crearon una aplicación móvil para hacer compras vía internet.

La tecnología les consiguió el tercer lugar en el Challenge University Innovation 2018 que se realizó en la UAG.

La aplicación llamada “¿Por qué hacer filas?”, es un sistema inteligente que, por medio de una aplicación móvil, escaneaba códigos QR para generar compras en un supermercado y así no usar efectivo, sino cargar y cobrarlo a una cuenta de banco.

Ésta permite también recibir cupones, ofertas personalizadas, crear un carro de comprar o pagar los productos y sólo ir por estos a la tienda.

“Puedes comprar y pagar en línea; debes visitar la tienda, pero puedes ir sólo para llevarte las compras. Puedes hacer listas y da la opción de pagar, ver más información o descartarla; además hay información personalizada para pagar y comprar y armar tu carrito de compra; compras tus cosas y te arman el carro y ya puedes pasar por las cosas y pagar directo con la aplicación”, detalló.

La idea era innovar un servicio ya existente, manejarlo de manera sencilla, comprar productos y promover los servicios de un banco; además, que fuera accesible para el público y que sólo se usarán escáneres para códigos QR.

“Querían que viéramos más allá del futuro de las compras, cómo se harán y será con aplicaciones por medio del celular. Queríamos crear un medio para facilitar la vida de otros. La experiencia fue divertida y no sabía podía hacer algo como esto; me gustaría participar otra vez, conoces a personas muy inteligentes e interesantes”, dijo.

Los estudiantes, aunque fabricaron un prototipo, no consiguieron una mejor posición en el certamen ya que tuvieron fallas técnicas; no obstante, los jueces les dijeron que tenían un sistema de encriptación seguro.

Ver más