El Reportaje

Reportaje 85 aniversario 230320

Compartir

85 años cumple la primera universidad privada de México

Redacción UAG

Lunes-23-Marzo-2020

A 85 años de su fundación y con más de 130 mil egresados, la Universidad Autónoma de Guadalajara, la primera universidad privada del país, es en la actualidad una de las instituciones educativas más importantes de México y reconocida internacionalmente. Durante su historia se ha caracterizado, entre otras cosas, por su capacidad para cambiar al ritmo que exigen las nuevas tecnologías, con el fin de mantener su liderazgo académico mientras conserva su filosofía educativa basada en valores.

Su misión señala: “Somos una universidad que, dentro del espíritu de autonomía universitaria y libertad de cátedra, educa integralmente a personas, fomentando en ellas los valores trascendentes, y promueve el bienestar y el progreso de la sociedad”.

Su fundación tuvo lugar el 3 de marzo de 1935, cuando el gobierno mexicano pretendía sustituir a las universidades por institutos socialistas y suprimir la libertad de enseñanza. Contra esta imposición, un grupo de jóvenes estudiantes, encabezados por Carlos Cuesta Gallardo y los hermanos Ángel y Antonio Leaño Álvarez del Castillo, apoyados por profesores universitarios y gran parte de la sociedad tapatía, se opuso a la educación socialista y decidieron crear la Universidad Autónoma de Guadalajara, cuyos postulados esenciales se manifiestan en los principios de libertad de cátedra y autonomía universitaria. En esa fecha se llevó a cabo en el centro de la ciudad la histórica manifestación que logró la aceptación de las autoridades para crear la nueva universidad.

La UAG nació con el nombre de Universidad Autónoma de Occidente, y su primer rector fue el licenciado Agustín Navarro Flores, bajo cuyo mandato se organizaron las primeras facultades. El 5 mayo de 1935 fue nombrado director de la Escuela de Jurisprudencia el licenciado Alberto G. Arce; el día 15 fueron designados director y secretario de la Escuela de Medicina los doctores Adolfo Saucedo y Esteban Cueva Brambila; el doctor Agustín Hernández fue el primer director de Odontología; el ingeniero Luis Ugarte lo fue de Ingeniería, y la profesora María Villanueva asumió la dirección de la Preparatoria.

Había muchas tareas urgentes: los fundadores se abocaron a buscar y arrendar casas para la preparatoria y las facultades, establecer planes de estudio, organizar el plantel de profesores e iniciar la matrícula, mientras se tramitaba la incorporación de los estudios a la Universidad Nacional Autónoma de México. Todo ello se logró en pocos meses, y en todo momento se contó con el respaldo legal de los títulos.

Los profesionistas más connotados de cada carrera formaron la nómina de profesores, sin cobrar e incluso facilitando instrumentos de enseñanza. Después, sucesivamente se fundaron la Facultad de Ciencias Químicas, la Preparatoria Femenil y la Facultad de Comercio y Administración.

El ilustre filósofo mexicano José Vasconcelos se refirió como “el milagro cultural de América” al histórico desarrollo de esta casa de estudios, que habiendo iniciado con el trabajo voluntario y gratuito de docentes y administrativos, se consolidó como una de las instituciones educativas más importantes del continente.

LA UAG HOY

Actualmente, más de 15 mil alumnos conforman su población estudiantil. El Sistema Educativo UAG incluye todos los niveles: educación básica, media superior y superior, además de una amplia oferta de posgrados y la modalidad de “profesional asociado” que se imparte en ÚNICO Universidad, concepto creado en la UAG en 1990 y el primero de su género en México. Para dar continuidad a los estudios superiores, la UAG cuenta con programas de posgrado, especialidades, maestrías y doctorados.

En el gran desarrollo que la UAG ha vivido desde 1935 es preciso mencionar el Hospital Ramón Garibay, así como la Clínica Odontológica y el Programa de Medicina en la Comunidad, de gran ayuda para las personas de escasos recursos económicos; la UAG también ha apoyado a la comunidad en desastres ocurridos dentro y fuera de nuestro país.

Los programas académicos en el área de Medicina han trascendido, al grado que en 1990 el entonces presidente de Estados Unidos, George Bush, entregó a la UAG un reconocimiento por haber formado en sus aulas a 7 mil 500 médicos norteamericanos bajo las normas educativas y de capacitación con las que se rige el país vecino. La cifra aumenta constantemente con cada generación de médicos estadounidenses que egresa de la UAG, y actualmente son más de 17 mil.

En el campo de las humanidades y las ciencias sociales existen departamentos dirigidos por destacados catedráticos y especialistas. Se cuenta también con el Centro Internacional de Idiomas, donde se imparten clases de inglés, francés, alemán, italiano, japonés, chino y español. Un gran número de estudiantes y profesionistas extranjeros, particularmente de Estados Unidos, Japón y Corea del Sur, asisten a los cursos de español, donde además del idioma adquieren amplios conocimientos de la cultura mexicana.

Con respecto a la ciencia y la tecnología, la UAG cuenta con modernos laboratorios dedicados a la investigación, como el Centro de Innovación Tecnológica y de Servicios para la Industria Alimentaria (CITSIA), la Estación Ecológica de Chapala, el Jardín Botánico y uno de los herbarios más completos en Latinoamérica. Un gran número de proyectos desarrollados en CITSIA son hoy día negocios exitosos, con presencia nacional e internacional.

La UAG desarrolla una importante cantidad de trabajos de investigación, principal-mente en el área química, y cuenta con el Centro de Investigación para el Desarrollo Industrial (CIDI), que cumple una función vital como punto de unión entre la universidad y la iniciativa privada.

Además, ha establecido convenios con las principales cámaras industriales y de comercio de la República mexicana y con diversas empresas, lo cual permite conocer los perfiles del profesional que requieren y favorece la diversificación de opciones para las prácticas profesionales de los alumnos.

En su búsqueda de la formación integral del estudiante, la institución da un especial apoyo al deporte y fomenta su práctica a nivel recreativo y competitivo, a través de numerosas disciplinas que se promueven y practican en sus instalaciones; estas incluyen un estadio y canchas profesionales de futbol, beisbol, voleibol playero, futbol americano, futbol de sala, tenis, frontón, alberca olímpica y fosa de clavados, además de un gimnasio con duela para basquetbol, voleibol y usos múltiples. Las selecciones deportivas de la UAG participan en torneos abiertos y en las competencias oficiales del deporte confederado de México.

Las actividades artísticas y culturales también ocupan un lugar destacado, y además de ofrecer clases de diversas disciplinas artísticas, funciona un grupo de baile folklórico, un grupo de teatro y una orquesta de cámara profesional que ofrece conciertos dentro y fuera de la universidad.

El reconocimiento internacional de la UAG le permite recibir a estudiantes extranjeros y mantener más de un centenar de convenios de colaboración con organismos, empresas e instituciones nacionales y de Norte, Centro y Sudamérica, Europa y Asia, lo cual incrementa de manera continua el número y la calidad de los intercambios académicos. La UAG es pionera en México en el intercambio académico con países asiáticos.

Sus instalaciones, amplias y funcionales, están distribuidas en sus campus en Guadalajara, Tabasco y Tepic, equipadas con todo lo necesario para el aprendizaje y el desarrollo de sus estudiantes. Gracias a su prestigio internacional, en 1998 inauguró su primera escuela en los Estados Unidos: el International Language Center at San Antonio (ILCSA), en el estado de Texas.

En la UAG, la calidad académica es un compromiso cotidiano para brindar los mejores programas y planes de estudio flexibles, con altos contenidos prácticos, centrados en el aprendizaje del alumno y acordes con las necesidades actuales y futuras de la sociedad global. Sus egresados, distinguidos por sus valores, ética y alto nivel de profesionalismo, ejercen exitosamente en diversas latitudes.

A lo largo del tiempo, la UAG ha sido protagonista en la transformación de la historia, y hoy se encuentra en un proceso de renovación de cara al centenario de su fundación. En los últimos años se ha emprendido una importante modernización de su planta física, edificios, laboratorios, áreas recreativas y administrativas, particularmente en el campus principal, la Ciudad Universitaria inaugurada en 1970. Así mismo, la acreditación oficial de los programas académicos es una prioridad para mantenerse a la vanguardia educativa.

El plan estratégico formulado por su actual rector, el Lic. Antonio Leaño Reyes, permitirá continuar la consolidación y expansión de esta casa de estudios con un claro enfoque de excelencia.

Un domingo histórico

En su edición del lunes 4 de marzo de 1935, el periódico El Informador publicaba la narración de los “sangrientos sucesos ocurridos ayer al mediodía en esta ciudad”.

Desde la plazuela de las Nueve Esquinas, estudiantes universitarios, alumnos de las Es-cuelas Preparatoria y Normal y jóvenes pertenecientes a los centros educativos privados encabezaron una marcha que tuvo desenlace violento al llegar al Palacio de Gobierno. En el trayecto, precisamente en la Plaza de la Universidad (hoy conocida como “plaza de las sombrillas”) se congregó un numeroso contingente de hombres, mujeres y jóvenes que protestaban con discursos y con su presencia contra la educación socialista que el gobierno intentaba imponer en todo el país. Frente a la Catedral, la marcha de protesta fue reprimida incluso con disparos. Hubo numerosos heridos y lesionados. Varios jóvenes fueron aprehendidos y llevados a la antigua cárcel de Escobedo. Tres personas murieron por disparos de bala, y hoy son recordados como mártires de la Autonomía Universitaria y la Libertad de Cátedra: José López, Salvador Torres y Crescenciano Núñez.

Aunque el gobierno estatal se mostró inflexible ante el descontento de la sociedad tapatía por la ideología que se pretendía imponer a la educación, finalmente aceptó negociar con un comité de estudiantes y les autorizó que hicieran su propia universidad, con la advertencia de que no contarían con el mínimo apoyo oficial.

Así nació la Universidad Autónoma de Guadalajara, cuyo nombre inicial fue Universidad de Occidente mientras se realizaba el proceso de instalación, apertura de carreras y reconocimiento de estudios por parte de la Universidad Nacional de México.

Carlos Cuesta Gallardo, los hermanos Ángel y Antonio Leaño Álvarez del Castillo y otros jóvenes agrupados en la Federación de Estudiantes de Jalisco (FEJ) fueron los iniciadores y protagonistas de aquella hazaña, que José Vasconcelos —primer secretario de Educación que tuvo nuestro país y rector de la Universidad Nacional— calificó como el “milagro cultural de América”.

La primera universidad privada en la historia de México, postulante de los principios de autonomía y de libertad de cátedra, se hizo realidad en Guadalajara antes que en ningún otro lugar de nuestro país.

El domingo 3 de marzo de 1935 fue un parteaguas para la educación en México, porque además de rechazar la orientación exótica que se pretendía imponer se abrió el camino para que, a ejemplo de la Universidad Autónoma de Guadalajara, comenzaran a surgir instituciones de educación superior privadas en distintos lugares del país.

La epopeya educativa de Guadalajara generó una inusitada corriente de simpatía y respeto hacia la naciente Universidad Autónoma de Guadalajara, de forma tal que la modestia de sus incipientes instalaciones no fue obstáculo para que numerosas familias de esta y otras ciudades le confiaran la educación profesional de sus hijos.

Así fue creciendo en alumnado, en oferta académica y en prestigio. Hasta nuestros días… ¡y hacia el futuro!

Autoridades universitarias

  • Antonio Leaño Reyes, Rector
  • Antonio Leaño del Castillo, Vicerrector General
  • Juan Carlos Leaño del Castillo, Vicerrector Administrativo
  • Hugo de la Rosa Peñaloza, Vicerrector Académico
  • Alfonso Petersen Farah, Vicerrector Ciencias de la Salud
  • Néstor Velasco Pérez, Vicerrector Académico Emérito
  • Ricardo Beltrán Rojas, Secretario General

 

Rectores desde 1935

  • Agustín Navarro Flores, 1935-1937
  • Fernando Banda Iturrios, 1937-1957
  • Luis Garibay Gutiérrez, 1957-1999
  • Antonio Leaño Álvarez del Castillo, 1999-2005
  • Antonio Leaño Reyes, 2005-Actual

 

Visión UAG 2035

“En 2035, al cumplir su centenario, la Universidad Autónoma de Guadalajara será referente por fomentar los valores trascendentales en la educación integral de personas y por promover el bienestar y el progreso de la sociedad, así como por su calidad académica, continua innovación y acción sustentable, posicionándose entre las mejores cien universidades de América Latina, y además será reconocida en el país como un excelente lugar para trabajar.”

Numeralia

  • 43 carreras de licenciatura.
  • + de 100 convenios académicos con instituciones de 20 países.
  • + de 40 disciplinas deportivas y artísticas.
  • + de 500 actividades extracurriculares al año.
  • + de 15 mil estudiantes.
  • + de 72 mil médicos graduados, ejerciendo en distintos países del Mundo.
  • + de 17 mil médicos norteamericanos egresados del Programa Internacional de Medicina.
  • + de 2 mil alumnos extranjeros.

Ver más