Noticias UAG

Cocina cuarentena 230620

Compartir

Cocinar en cuarentena, una experiencia familiar

Por Maite Uruñuela Ladrón de Guevara, Chef y profesora ÚNICO Universidad

Martes-23-Junio-2020

Es tiempo para unir más a la familia, y el placer de comer y cocinar en casa es la manera perfecta de hacerlo. El mexicano tiene una relación cercana y poderosa con la cocina y la comida, que siempre evocan reunión, amor, hermandad y alegría.

En esta época de encierro obligado por la cuarentena, cocinar en familia es una forma de terapia que podría unirnos. Por ello, comparto algunas ideas que enseño en mis clases para hacer de tus desayunos, comidas y cenas algo divertido, creativo y rico.

Para el desayuno puedes hacer wafles, pero te recomiendo ir más allá y ser creativo; mejora el sabor de la masa agregando ingredientes como arándanos, almendras, manzanas picadas o chocolate. Preparar hot cakes es una buena opción, pero hazlos más saludables: en vez de harina común, agrega avena molida, plátano y huevo, y no añadas azúcar.

Si por la mañana te apetecen unos huevos, usa moldes para hornear panqués. Pon aceite al molde, luego agrega las claras y las yemas, revuélvelas con pimienta, sal, pimientos, jitomate, espinaca, cebolla o alguna proteína, según el gusto, y ponlas en el horno. Sácalas cuando estén listas o a tu gusto.

Si los pequeños quieren estar en la cocina, deja que te ayuden. Dales moldes de galletas (con diferentes figuras) y pídeles que corten melón o sandía, y le den la forma que ellos gusten. Así se divertirán y comerán sano. Pueden acompañarlas con yogurt y cereales.

La comida es momento para darnos gusto con el mero mole de muchos mexicanos: carne con especias. Atrévete a cambiar los asados y no hagas los clásicos, a los que estamos acostumbrados, no. Prepara un adobo con diversos chiles, ajo y cebolla; luego agrega diversas carnes: camarón, pescado o pollo. Déjalo marinando y luego pásalo al asador. Puedes acompañar con portobello, plátano macho, chayote, cebollas y pimientos, y así harás un asado diferente y variado.

El aislamiento hace difícil que nos movamos, por lo que deberíamos consumir alimentos con pocos carbohidratos, algo ligero para cenar. Por ejemplo, tacos con hojas de lechuga o con una rebanada delgada de jícama en vez de tortilla.

Las ensaladas son también excelentes opciones. La base puede ser lechuga, champiñón, tomate, brócoli, zanahoria, pepino y garbanzo, y acompáñala con pasta cocida, pollo, camarón y aderezos. No sirvas todo junto, sino como bufet, para que la familia tome lo que desee. Así darás gusto a todos en casa sin tener que cocinar de más.

Sé creativo, date gusto y come sano. En este momento podemos cambiar nuestros hábitos para siempre y alegrarnos cada día. 

Ver más