Profesores Inspiradores

Dulce Esmeralda García

Compartir

Mejorar el entorno, tarea de los jóvenes

Andrea Alonso del Toro

Viernes-11-Enero-2019

Dulce Esmeralda García Ruiz nació en Zamora, Michoacán. Es egresada de la Universidad Autónoma de Guadalajara de la Licenciatura y Maestría en Arquitectura. Cursó especialidades en urbanismo, diseño de la vivienda urbana y ciudad: territorio de sustentabilidad y realizó estancias académicas en Brasil y Singapur.

Tenía 23 años cuando comenzó a dar clases en la Universidad Autónoma de Guadalajara y dice que le apasiona la investigación. Entre sus temas favoritos están el desarrollo del hábitat, el diseño ambiental y la metodología del arte y del diseño.

En 2016, mientras hacía una estancia de investigación en Brasil para obtener su doctorado, abordó el tema “De qué manera se comportan las ciudades” y encontró que Guadalajara es una de las ciudades menos verdes en América Latina y que justo en Brasil se encontraba la ciudad más verde, lo que aprovechó para hacer un estudio comparativo entre ambas ciudades, aplicando un modelo que ella misma diseñó.

Posteriormente se le presentó la oportunidad de ir al Laboratorio de Ciudades del Futuro en Singapur, una ciudad muy diferente a Guadalajara desde el punto de vista poblacional y territorial. También ahí aplicó el modelo que había diseñado en Brasil y de esta forma fue validado y aplicado en nuestro país para temas de sustentabilidad urbana. Esto le ha redituado que la inviten a participar en la generación de políticas públicas para la sustentabilidad de las ciudades en nuestro país.

Por su experiencia y juventud, tiene 28 años, es una profesora muy estimada por los estudiantes del área de Diseño, Ciencia y Tecnología, y particularmente de la Licenciatura de Arquitectura.

Comenta que eligió estudiar esta carrera “como un medio para poder aterrizar mis sueños, siempre me ha gustado crear cosas. Tenía diferentes carreras en mente, pero con la que podía crear espacios y perspectivas era la arquitectura. Siento que mi aportación profesional a la sociedad es la promoción y creación de espacios habitables y sustentables, ya que cada vez estamos destruyendo más nuestro planeta”.

Sobre su actividad docente, afirma que “dar clases es un honor porque empecé muy chica, a los 23 años. Fue un reto para mí, pero ha podido más mi deseo de motivar a los alumnos a que tengan metas que trasciendan y contribuyan a mejorar el entorno. Me esfuerzo en transmitir el conocimiento que he adquirido y trato de ser para los estudiantes un modelo de inspiración, que podamos hacer sinergias y quitar el mito de que México no puede. Los invito a innovar, a romper fronteras, a que dejen de limitarse o echarle la culpa de los errores a los demás”.

Su mayor reto es la velocidad “ya que tienes poco tiempo para enseñar muchas cosas, debes encontrar la manera de canalizar la energía de los alumnos para que generen aportaciones valiosas y no se distraigan con aquello que no vale la pena. Incluso les recomiendo contenidos de redes sociales que les sirvan, como artículos de arquitectura, noticias y publicaciones de actualidad”.

La gran recompensa llega cuando ves que los alumnos están triunfando, empiezan a ganar concursos y los invitan a trabajar en empresas importantes, dice la maestra Dulce Esmeralda, quien asegura que nunca ha tenido un peor día de clases. “El peor día es tal vez cuando llegas enfermo, quieres dar lo mejor de ti, pero sientes que desvaneces. No siempre estamos al 100%, pero siempre hay que ver las cosas en positivo para usarlas a tu favor”.

Combinar el trabajo, la docencia y las actividades particulares es algo que vas aprendiendo conforme vas en la carrera, comenta Dulce Esmeralda; “tienes que tener disciplina y orden y saber manejar los tiempos. La docencia es muy bonita, pero también tienes que darle tiempo para tu trabajo como arquitecto y de igual manera para tu familia, entonces trato de siempre ser muy organizada, me programo y casi siempre ya tengo planeado lo que voy a hacer día con día”.

Finalmente, un mensaje para los estudiantes: “Que siempre luchen por sus sueños, que no tengan miedo a enfrentarlos y que se convenzan de que nosotros podemos ser el cambio que quiere ver el mundo”.

De bote pronto

La familia

“Fortaleza e inspiración”.

Pasatiempos

“Hacer ejercicio, viajar y leer; hacer hiking y rapel”.

¿Disciplina o relax?

“Hay tiempos para todo. Trato de ser siempre muy organizada y me programo en utilizar el tiempo”.

Hábitos profesionales

“Ser proactivo, tener una buena actitud, ser educado y respetuoso. Compartir conocimientos con los demás. Escuchar a las personas”.

Ver más