Noticias UAG

Facilitadores 090920

Compartir

Tecnología, herramienta facilitadora en el Modelo B-Learning UAG

Luis Durán

Miércoles-09-Septiembre-2020

Para la Universidad Autónoma de Guadalajara (UAG) el uso de la tecnología se ha convertido en una poderosa herramienta para facilitar y fortalecer la aplicación de su Modelo B-Learning UAG.

Aunque el uso de la tecnología ha sido una constante en esta institución y es parte de sus procesos de mejora continua, la situación actual por la pandemia del Covid-19 representa una  oportunidad para aprovechar al máximo los recursos tecnológicos y seguir brindando una formación de calidad.

El Modelo B-Learning UAG se centra en el alumno y está basado en la combinación de diferentes espacios de aprendizaje para que el estudiante tenga todas las condiciones en su formación académica, ya sea de manera presencial, virtual o semipresencial.

Existen un conjunto de estrategias y elementos denominados Facilitadores, que son las herramientas tecnológicas y de apoyo que están a disposición del alumno para que el proceso de enseñanza-aprendizaje sea con la más alta calidad y cumpla con sus expectativas.  

Uno de estos Facilitadores es el Diseño Instruccional Basado en Pedagogía y Uso de Tecnología Educativa, el cual facilita el aprendizaje del alumno a través de paquetes didácticos digitales en la plataforma Moodle, explicó el Mtro. Humberto López Gómez, Director de Innovación Educativa de la UAG.

Estos paquetes didácticos digitales consisten en que a través de la plataforma el profesor sube todos los contenidos de su materia y enriquece su clase con herramientas como videos, foros de discusión, audios, presentaciones, entre otras. De esta manera se adapta y facilita el proceso enseñanza-aprendizaje tanto en la modalidad virtual, presencial y semipresencial.

El uso de paquetes didácticos digitales era una práctica que ya se realizaba, pero con la implementación del Modelo B-Learning UAG se fortaleció.

Y es que, de mayo a la fecha los profesores han empleado parte de su tiempo en completar el rediseño y montaje en la plataforma de diversas asignaturas de relevancia e impacto con lo que ha logrado crear una gran cantidad de paquetes didácticos digitales de los que , algunos ya se utilizaron en el periodo anterior  y se implementarán en su totalidad en el cuatrimestre que comienza este mes de septiembre.  

Previamente todos los profesores base tomaron un curso de “Desarrollo de cursos virtuales o semipresenciales apoyados por las TIC” de 30 horas, donde adquirieron los conocimientos para hacer la planeación de su clase, montarla en la plataforma y acompañarla de diferentes  herramientas al impartir su materia.

Para la implementación de los paquetes didácticos la UAG se basó en el modelo ADDIE (Análisis, Diseño, Desarrollo, Implementación y Evaluación), un marco de diseño instruccional donde se realiza toda una planeación de las necesidades, requerimientos y herramientas que se utilizarán durante el curso, el cual se evalúa de manera continua para encontrar áreas de mejora y perfeccionarlo de acuerdo con el aprendizaje del alumno.  

Cabe mencionar que algunos paquetes didácticos están elaborados por departamento y varios profesores trabajaron de manera colaborativa para desarrollarlo, así se tiene una materia más enriquecida.

Ahora el objetivo de la UAG es incrementar el número de paquetes didácticos digitales, el reto es sumar entre 200 a 250 materias por periodo para que en un futuro se utilice como una herramienta más de aprendizaje para los alumnos que estudien de la manera virtual, presencial o semipresencial.

“El resultado que esperamos es que el alumno perciba la calidad del paquete didáctico, de que esté en su plataforma, que tenga actividades interesantes, retadoras y eso tendrá que repercutir al final del día en que el alumno aprenda y esté satisfecho con el trabajo de esas materias”, afirmó el Mtro. López Gómez.

Otro de los Facilitadores en el Modelo B-Learning UAG es la Tecnología en el Aula y Laboratorios, para lo que la Autónoma ha puesto en marcha los Laboratorios Virtuales, donde a través de una aplicación el alumno puede acceder desde cualquier parte del mundo a las computadoras ubicadas en los Campus de la UAG y utilizar las licencias de software especializado.

Además, se implementaron los Laboratorios a Distancia, los cuales fueron equipados con cámaras de última generación con la finalidad de realizar prácticas híbridas, con una parte de los alumnos de manera presencial y otra parte virtual, esto con la finalidad de respetar las medidas de seguridad e higiene dictadas por las autoridades de salud.  

El Modelo B-Learning UAG también contempla como Facilitador el Uso de Tecnología Avanzada. En este caso el objetivo es utilizar las herramientas más adelantadas para la práctica de los alumnos en los laboratorios especializados; por ejemplo, el Centro de Simulación de Medicina, el Laboratorio Financiero, la Cámara de Gesell y el Espectómetro de Masas Maldi-tof del Laboratorios de Química, solo por citar algunos.

Contar con equipo de última generación es una estrategia que la UAG ha implementado a lo largo de su historia y en los últimos años se ha fortalecido. Ahora se trabaja en crear nuevos espacios cada vez más modernos para que puedan ser aprovechados por los alumnos.   

“Se ha trabajado en mejorar el Laboratorio Automotriz, con el apoyo de algunos convenios; también se está trabajando en el Centro de Tecnología en Iluminación, que se hizo también con inversión de la Universidad, recursos del Conacyt y que además cuenta con el apoyo de una universidad extranjera” afirmó el Director de Innovación Educativa.

Otros proyectos en los que ya se trabaja es en el desarrollo de proyectos de realidad virtual y aumentada; por ejemplo, se busca la virtualización de algunos laboratorios especializados. Para ello se ha conformado un equipo de trabajo tanto con investigadores en realidad virtual como investigadores de diferentes disciplinas a fin de simular el manejo de diferentes equipos, logrando que el alumno viva la experiencia de tener diferentes prácticas un espacio virtual y obtener resultados tal como si se hubieran hecho físicamente. La ventaja de este tipo de laboratorios es que estarán al alcance de todos los campus de la UAG, ya que no se necesita estar físicamente en el lugar para realizar la práctica.

Un Facilitador en el que también se ha trabajado desde hace tiempo es el de Gestión Académica Basada en Tecnologías de la Información. En este punto la UAG ha implementado herramientas, como el proyecto ALFA, para automatizar procesos académicos como la carga de materias, horarios, asistencia y la conformación de grupos para las clases.  

Algo similar sucede con el Facilitador de Tecnología de Autogestión de Servicios, el cual también está enfocado en automatizar procesos, pero desde el punto de vista de los servicios para el alumno.

Con este Facilitador se pretende que el alumno realice trámites, como la renovación de becas y carga académica, de manera automática y virtual, sin la necesidad de acudir físicamente a las oficinas.

“La idea es que muchos procesos sean autogestivos, es decir, que el alumno pueda ejecutarlos por sí mismo a través de un dispositivo electrónico”, explicó el Mtro. López Gómez.

Dichas mejoras de procesos de servicios ya han rendido frutos. Por ejemplo, anteriormente la carga académica se realizaba de manera presencial y en el primer día de clases sólo el 30 por ciento de los alumnos tenían su carga, ahora con el sistema automatizado el 90 por ciento de los alumnos llega inscrito desde el primer día.

Con todos los Facilitadores que contempla el Modelo B-Learning UAG la Universidad Autónoma de Guadalajara refuerza y moderniza de manera continua los procesos y herramientas para que el alumno, el eje central del Modelo, cuente con todos los recursos necesarios y de última generación para desarrollar su formación con la calidad que siempre ha caracterizado a esta institución.

Ver más