Horizontes UAG

Intercambio Chile

Compartir

Samuel Hernández se fue a estudiar a la “Ciudad de los Jardines”

Arturo Padilla

Miércoles-13-Marzo-2019

“En la noche que llegué a Chile, a la Ciudad de Viña, ya tenía mejores amigos, en menos de seis horas tuve una gran bienvenida; desde el inicio fue de los mejores y más espontáneos días de mi vida. Desde ahí supe que haberme ido de intercambio iba ser increíble”.

Así empezó su viaje Samuel Torres Hernández, estudiante de octavo cuatrimestre de Comercio Internacional de la Universidad Autónoma de Guadalajara (UAG); él se fue de intercambio a la Ciudad de Viña del Mar, ciudad turística costera que se encuentra al noroeste de Chile.

Él se fue a estudiar por siete meses Comercio Internacional a la Universidad de Viña del Mar; afirmó que a la cuidad se le conoce como la “Ciudad de los Jardines” ya que hay flores por doquier; además sus calles son impecables con banquetas grandes y limpias; otros elementos característicos —que calificó de hermosos— son su mar, sus costas y dunas ubicadas al lado de la ciudad llena de paisajes, museos y palacios.

A su vez aseguró que pasó una de las experiencias más increíbles de su vida.

“En general todo fue increíble; los amigos que hice, las cosas que conocí, la ciudad donde de viví, el departamento, mis compañeros de estudios, la gente; todo en realidad. Considero a Chile como mi segunda casa. Conocí casi todo Chile y también viajé a países como Brasil, Argentina y Perú”, agregó.

Mencionó que pudo trabajar como modelo para un portafolio artístico de un fotógrafo. Relató que la gente es amables y sociable y que se ama a los mexicanos y gustan de la cultura mexicana.

“Son personas muy alegres, pero son muy responsables. Me pareció interesante ya que la cultura es muy diferente, desde la comida hasta la forma de vestir y de ver la vida. Ellos no son nada superficiales, no hay mucha desigualdad social, no hay delincuencia; son muy educados”, dijo.

En el tema de la comida, expresó que ésta tiene un sabor especial, rico y conoció muchos productos nuevos como empanadas de pino, chorrillanas, completos, anticuchos, bebida mate con husillo. Algo en común que tiene México y Chile es el aguacate el cual se come mucho también en el país del sur.

Para finalizar, el estudiante aseveró que una de las mejores experiencias de la vida estudiantil es irse de intercambio, ya que se aprende a ser independiente y cuidar el dinero; así pues, vives los mejor de dos mundos.

“Es algo que todo estudiante debería de vivir ya que en lo personal te ayuda mucho y conoces bastante de ti mismo. Es algo que la UAG me dejó también y me ayudó a comunicarme con mis directores si había algún problema de materias”, concluyó.

Ver más