Opinión

Juan Jose Tinoco

Compartir

La vida universitaria

Juan José Tinoco Olivares

Viernes-03-Agosto-2018

Nuestro paso por la universidad es una de las etapas que más recordaremos no sólo por lo aprendido en las aulas, el maestro que cambió nuestra manera de ver las cosas o las amistades que hicimos, sino también, por la forma en que decidimos aprovechar nuestro tiempo en el campus universitario.

Y es que, a pesar de las tareas, proyectos, entregas, exámenes, asesorías, las horas en biblioteca, las prácticas profesionales y el servicio social, entre otras responsabilidades, la etapa universitaria ofrece muchas más actividades para tener una plena vida estudiantil.

Las clases en el Departamento de Arte y Cultura, la práctica deportiva que te gusta, la organización de actividades con los compañeros, los cursos de capacitación, las campañas para ayudar a grupos de la población, la participación en la sociedad de alumnos, en los clubes estudiantiles o capítulos de asociaciones civiles y las reuniones con los amigos, serán el complemento para vivir una etapa universitaria más productiva, alegre, dinámica y enriquecedora.

Los alumnos tienen una gran oportunidad de participar en actividades extracurriculares a través de los clubes estudiantiles, los cuales forman parte de la sociedad de alumnos, pero tienen actividades distintas de acuerdo con sus fines específicos; no realizan las mismas dinámicas quienes pertenecen, por ejemplo, al club de la Facultad de Comunicación, que los afiliados al club de Ingeniería Empresarial Agropecuaria. Sin embargo, tienen puntos en común ya que ambos clubes realizan actividades que fomentan el sentido de pertenencia del alumno para con su escuela o facultad y para lo que será su alma mater.

Sin duda, éste es el momento para hacer que nuestra estancia en la universidad sea recordada por las cosas que vivimos fuera del salón de clases, participando en tantas actividades como podamos, fomentado los valores de respeto, amistad, trabajo en equipo y la sana convivencia.

Dice nuestro patrono estudiantil Anacleto González Flores: “La juventud es bella y radiante como la estrella que brilla en el oriente al amanecer, hechiza a los que la poseen y a los que la han perdido (…) Es preciso que la juventud busque la embriaguez del riesgo del bien, por el bien y para la verdad”. Sigamos el consejo del mártir aprovechando esta etapa gastando el tiempo en cosas que ayudarán a nuestra formación, a nuestro entorno y, sobre todo, harán de nuestra vida estudiantil un bello recuerdo.

Ver más