La Entrevista

Miguel Angel Poveda

Compartir

La majestuosidad del cine es irremplazable

Arturo Padilla

Jueves-26-Julio-2018

La piratería y las plataformas están golpeando al cine, sin embargo, éste no va a desaparecer, sólo cambiará como espectáculo. Los que hacen cine lo mejoran cada día gracias a grandes desarrollos tecnológicos que se combinan con grandes historias para impactar y dar una experiencia que sólo el cine puede dar; la majestuosidad de la imagen y sonido no pueden comprarse con lo que ordenadores, piratería y cine en casa reproducen.

Lo anterior es la opinión del Dr. Miguel Ángel Poveda Criado, reconocido cineasta español que visitó por tercer año consecutivo la Universidad Autónoma de Guadalajara (UAG) para impartir un taller intensivo de cine “una industria mágica y a la vez caprichosa”, a estudiantes de la Facultad de Ciencias de la Comunicación.

¿Qué compartió con los jóvenes en su visita?

“Cómo se producen películas de alto presupuesto, de más 100 millones de dólares; la idea era contarles cómo las seis grandes corporaciones del entretenimiento de Estados Unidos (Disney, Comcast, Viacom, News Corp, Time Warner y CBS, que manejaban el 90% de los contenidos de entretenimiento en Estados Unidos en el 2012) son capaces de levantar financieramente estas superproducciones”.

¿Cómo lo hacen?

“Ellos se respaldan, lo hacen con bancos y ventas de derechos; la idea es tener la producción y financiamiento a priori. Si eres capaz de tener contratos (la venta de derechos) cerrados con muchos distribuidores a nivel nacional e internacional, puedes tener por anticipado un regreso de la inversión de la película al menos en un 80%. El secreto es prever para continuar produciendo y recuperar rápido la inversión”.

¿Es vital el éxito financiero en taquilla?

“No. Ponerla en pantalla grande es puro ego y mercadotecnia. Hay películas que no ganan nada en taquilla. Water World (1995, donde actúa Kevin Costner) es un ejemplo de ello; en taquilla fue un fiasco, sin embargo, ha dado millones de dólares por las ventas en televisión que ha generado a lo largo de los años y se sigue viendo. Las cintas tienen un recorrido de vida larguísimo, entre 10 y 20 años estará entrando dinero. Lo que importa es lo que genera después de la taquilla. La taquilla no es símbolo de fracaso o éxito, financieramente hablando, es tan sólo el primer escaparate. Ella da referencias, ayuda a entender al público; el estreno en sala da información, pero es apenas un paso. Crítica, público y dinero van de la mano”.

¿Cuál es el enfoque del productor para decidir sobre un proyecto cinematográfico?

“Se sigue haciendo cine, pero cambia, quien lo compra es diferente; el público es el mismo, los gustos son más o menos iguales; lo que pasa es que la rapidez de consumo no es la misma, no tiene nada que ver con hace 10 ó 15 años. Debes ser ágil en la manera en la que generas el contenido, cómo lo distribuyes y vendes y la rapidez con la que llega al público. Esto dificulta la dinámica de producción, ésta no ha cambiado, los tiempos son los mismos, sin embargo, la manera en que se distribuye se acorta, debes estar preparado para llegar al mercado de la mejor manera posible”.

¿Cómo hacer cine en la época del internet?

“Hay otras maneras en las que se gana haciendo películas en la época del internet: producir para HBO o Netflix, a ellos no les interesa el recorrido por salas, a menos de que haya pasado por un festival internacional, estos permiten apertura a medios sociales; a las plataformas les interesa que pasen en festivales porque eso les permite tener mayor marketing”.

¿Y los independientes, qué deben hacer?

“Tener paciencia, tesón; intentar… hay que creer en lo que vas a producir, venderlo bien, convencer a las personas de que es algo que tendrá recorrido; no se trata de ganar mucho dinero, sino de no perderlo, al final lo importante es producir. También debes recuperar pronto la inversión; la parte del dinero que usábamos para amortizar ahora debes usarlo para financiar; las preventas que daban el colchón financiero, que llegaban a posteriori, ahora debes usarlas para levantar el proyecto”.

¿qué recomendación le da a los jóvenes que se quieren dedicar al cine?

“Confiar en televisión, cable, pay for view, confiar en proyectos en desarrollo y plataformas, cada vez hay más demanda de contenidos audiovisuales en todo el mundo a través de estos medios, pero te reitero: al final de cuentas, estos no son sustitutos de la pantalla grande, del sonido espectacular de las salas; amplían y enriquecen el mercado, pero no lo van a sustituir”.

¿Cómo responden los estudiantes de la uag que asisten a este taller?

“Hemos creado una relación cercana con la Facultad de Comunicación de la UAG a través de este taller intensivo de cinematografía de 40 horas, en el cual realizamos cortometrajes junto a los jóvenes. Tratamos de enseñar la producción de películas y el trabajo en equipo. Debo decir que cada año es más gratificante; son jóvenes ilusionados, comprometidos, con actitud estupenda al enfrentarse a lo nuevo. Aprenden rápido, y a pesar del estrés, porque trabajamos casi trece horas seguidas, están ávidos de aprender. Ya considero a la UAG como mi segunda casa”.

Amplia experiencia

Miguel Ángel Poveda es profesor de cine, cuenta con siete maestrías y tres doctorados. Ha trabajado como director creativo en Disney, con más 550 películas supervisadas; ha sido supervisor de posproducción en más de 50 películas para Universal Pictures y Dreamworks, y productor ejecutivo y director de posproducción en El Paso Producciones y Gold Tower Producciones con 14 largometrajes y más de 80 cortometrajes producidos. También ha colaborado con directores de la talla de Quentin Tarantino y actualmente dirige sus propios largometrajes.

Ver más