Soy UAG

Óscar Benavides

Compartir

Oscar Benavides Reyes, empresario y ejemplo de éxito UAG

Arturo Padilla

Viernes-07-Septiembre-2018

Para que México y Jalisco crezcan económica, social y políticamente, se necesita un elemento que, aunque no es nuevo, aún debe pulirse en la sociedad mexicana: la participación ciudadana.

Lo anterior es parte de la opinión de Lic. Oscar Benavides Reyes, empresario Licenciado en Contaduría Pública generación del año 1980-1984 de la Universidad Autónoma de Guadalajara (UAG) y egresado distinguido de la casa de estudios.

Señaló que, para que México cambie, se requiere de una mayor participación del ciudadano, “que el ciudadano participe, apoye en todo el quehacer cotidiano; contribuir en su colonia, asociaciones de padre de familia, asociación altruista; eso es lo que hace la gran diferencia entre un país desarrollado y no desarrollado”.

Sin embargo, en el tema, los jóvenes y la educación tienen un gran papel “en esto yo participo y estoy contento de hacerlo junto a la UAG que me permite poner un grano de arena para el desarrollo de lo más importante que es la educación”.

“La UAG en este sentido tuvo un peso significativo en mí. Los valores de la universidad, trabajo, entusiasmo por hacer las cosas bien y su formación integral es lo que me une a ella y me hace creer en sus proyectos e ideales; por ello colaboro hoy en conjunto, para aportar mi grano de arena, y hacer de México un mejor lugar para vivir”, comentó.

Orgullo UAG

Actualmente, el Lic. Benavides Reyes es parte del Consejo Consultivo de ÚNICO Universidad, del Sistema Educativo de la institución, además es empresario en diversos giros de impresión y fotocopiado, financiamiento, inmobiliario, importación e importación de equipo; ha sido Presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) Jalisco (2011 al 2014), es Consejero Nacional del mismo organismo y pertenece a la Young Presidents' Organization.

Nació en Torreón, Coahuila, no obstante, desde los siete años vive en Jalisco; empezó estudiar Administración de empresas en la UAG y luego cambió su carrera a Contaduría Pública.

“Recuerdo que conseguí mención honorifica cuando egresé. Hice el examen profesional presencial frente a 400 personas, así la Universidad Nacional Autónoma de México lo decidió en su tiempo (cuando la UAG dependía de ésta); tres tomamos el examen, sólo dos pasamos”, contó.

Tiene 30 años de casado, tres hijos, una hija casada y dos por terminar la universidad; para él, éxito significa: un equilibrio de vida, no sólo en lo económico; es vivir con balance, convivencia familiar, cultura, salud, trabajo, espiritualidad, amistad con los amigos y contribuir con la sociedad; temas que generan un sentido de ser y que dan felicidad.

“No es fácil, hay que pensar en cómo se mueve la vida; hay que concentrarse en la salud, la familia y el trabajo, es reflexión año con año y tratar de equilibrar las cosas. Quiero decirle a los jóvenes que son afortunados por estudiar una carrera universitaria, valórenlo. Tienen la fortuna de estar en una etapa universitaria, algo que no muchos logran en su vida; sobre todo en una universidad tan prestigiosa, conlleva valores y eso deben valorarlo y aprovecharla máximo”, pidió.

Ver más