Profesores Inspiradores

Rodolfo Hernández 061120

Compartir

Experimentar y aprender forma parte del éxito de un buen profesor: Mtro. Hernández Jiménez

Arturo Padilla

Viernes-06-Noviembre-2020

“Durante la pandemia, me vi y nos vimos obligados a experimentar. Desde mi punto de vista, ésta fue la constante a lo largo de estos últimos meses. La situación nos obligó a transitar de manera muy rápida del entorno presencial al virtual y a encontrar las mejores fórmulas para incentivar el aprendizaje y la relación con nuestros estudiantes”.

Ésa es la experiencia del Mtro. Rodolfo Hernández Jiménez, profesor de Fundamentos de la Mercadotecnia, Desarrollo de Producto, Comportamiento del Consumidor, Investigación de Mercados, Publicidad y ganador del primer lugar del Tercer Concurso de Maestros Innovadores de la Universidad Autónoma de Guadalajara (UAG).

El maestro explicó que para impartir sus clases usó equipos tecnológicos, impartió la materia de Investigación de Mercados en el periodo 2020-01 a la Licenciatura en Ciencias de la Comunicación, y propició el uso intensivo de plataformas como Mis Cursos, de la UAG, y diversos programas de la paquetería Office 365, entre ellos, Teams, Sway, OneDrive, etcétera, en conjunto con plataformas y herramientas educativas externas a las institucionales.

“En mi caso particular, durante la pandemia, afortunadamente el proceso no fue tan radical o difícil, ya que muchas de las herramientas digitales que uso en estos días, ya las utilizaba de manera frecuente durante las sesiones presenciales. Por esta razón, pienso que fue relativamente más sencilla la adaptación a la llamada `nueva realidad´. Obviamente, eso requirió algunos cuantos ajustes a la estructura y a la modalidad de mis cursos”, relató.

Éste reconocimiento, comentó, es un regalo que calificó de satisfactorio y dignifica parte de su trabajo, demuestra compromiso y el esfuerzo invertido en su labor; sin embargo, señaló, lo ve como una gran responsabilidad, ya que un reconocimiento de este tipo le obliga a una mejora continua, superarse y a no reducir la calidad de su trabajo.

“Porque este esfuerzo, compromiso y disciplina al final tienen recompensa de alguna o de otra manera”, afirmó.

En la edición del año pasado, 2019, el profesor obtuvo el segundo lugar en este mismo concurso, lo cual le motivó a superarse para obtener un mejor resultado. Además, durante el periodo 2020-02, fue reconocido como uno de los 3 profesores que habían otorgado una de las mejores experiencias, más positivas, a los estudiantes del Decanato de Ciencias Sociales, Económico y Administrativas durante la implementación del “Modelo B-Learning UAG”.

El Mtro. Hernández Jiménez, aprovechó para dar algunos consejos sobre enseñanza y recomendó a todos los profesores que “dejen a un lado el miedo” que a veces se tiene a las herramientas tecnológicas, así como los estigmas que generan.

“Debemos entender a la tecnología como una herramienta más para nuestro trabajo y no como el sustituto del profesor. Durante todos estos meses yo me he dado a la tarea de capacitarme en el uso de nuevas herramientas, técnicas de enseñanza-aprendizaje en entornos virtuales, así como en entender un poco más a los estudiantes con los que estamos conviviendo todos los días. Es importante dar y solicitar la retroalimentación del alumno para saber si las actividades que asignamos están cumpliendo sus objetivos, si se está generando un aprendizaje significativo y si realmente hemos logrado enganchar e interesar a nuestros estudiantes en los contenidos de la asignatura”, agregó.

El profesor señaló que, en lo personal una práctica que le dado resultados positivos es el factor sorpresa y la experimentación constante. El año 2020 ha sido de prueba y error, manifestó, e identificación de lo que sí funciona y que no; qué herramientas tienen mayor impacto en el aprendizaje y cuáles no; qué tipo de dinámicas, qué tipo de comunicación docente/alumno debe implementarse.

“Creo que, en buena medida, para lograr todo esto, es en parte ir conociendo a cada uno de nuestros grupos, sobre la marcha y adaptarnos al ecosistema concreto que cada grupo de alumnos representa”, dijo.

Todo esto, continuó, nos lleva a lo que denominó el “factor sorpresa” y lo categorizó de importantísimo para que los alumnos se enganchen e involucren con la clase. El hecho de que el profesor, apuntó, al día siguiente, inicie su materia con una dinámica o actividad que el alumno no se espera, lo motiva e involucra más en la clase.

A su vez, aseguró que la creatividad y la innovación, además de la experiencia y el conocimiento, deben ser otras de las herramientas del trabajo de cada profesor.

“Siempre lo he dicho a mis alumnos, para mí no hay nada más valioso e inquebrantable que la confianza que me otorgan todos los días las familias y los estudiantes mismos para su formación. El hecho de estar formando futuros profesionistas que sé que tendrán un impacto positivo en los ámbitos económico, social, cultural y/o tecnológico de nuestro país y tener la fortuna de ser parte de ese proceso, para mí es muy valioso y creo que el hecho de ser tan afortunado y de no quebrantar esa confianza es lo que me impulsa a seguir mejorando día con día”, expuso.

En este punto, el Mtro. Hernández Jiménez compartió su filosófica de vida y es: hacer las cosas bien o mejor no hacerlas. Para él, compromiso, pasión, motivación y dedicación que ponemos a todo lo que hacemos son claves para lograr resultados positivos. Sin esos ingredientes, siguió, corremos el riesgo de caer en la mediocridad y en los resultados de siempre, y posiblemente, perder la oportunidad de innovar y mejorar como personas y profesionistas.

Otra parte de su filosofía de vida, está cimentada en la necesidad de nunca dejar de aprender “lo fundamental es estar en constante capacitación y aprendizaje que te dota de conocimientos y herramientas que te hacen mucho más fuerte al momento de enfrentar toda clase de problemas y de incidencias como las que hemos vivido este año, por ejemplo. No por nada uno de los pintores más sobresalientes del siglo pasado, Pablo Picasso decía `aprende las reglas como un profesional para poder romperlas como un artista´. Y creo que ese principio aplica no solamente para el mundo del arte sino para prácticamente cualquier profesión u oficio”, concluyó.

Ver más