Noticias UAG

Retorno Seguro 211020

Compartir

UAG, lista para un Regreso Seguro

Arturo Padilla

Miércoles-21-Octubre-2020

La Universidad Autónoma de Guadalajara (UAG) está lista para su regreso escalonado a las actividades presenciales  educativas, administrativas y de servicios, cuando las autoridades gubernamentales lo autoricen; esto gracias a la pronta respuesta institucional ante la emergencia sanitaria causada por el Covid-19, con una serie de protocolos, comités, acciones de prevención y normativas que aseguran un ambiente de enseñanza y  de trabajo seguro, señaló el Líder del Comité de Regreso y Continuidad Laboral Segura y Director de Recursos Humanos de la UAG, el Dr. Ricardo Flores Zambada.

El funcionario explicó que, para la Autónoma, es primordial cuidar el retorno de los colaboradores, alumnos, profesores y prestadores de servicios a sus áreas de trabajo y estudio, por lo que fue prioritario establecer un entorno sanitario adecuado para proteger a su comunidad.

“Para ello se creó un comité central en el que se agrupan las autoridades universitarias quienes a su vez crearon un comité especial que revisara la normatividad publicada a nivel federal y estatal sobre cómo proteger y evitar la propagación del virus y qué hicieron otras empresas y organizaciones para enfrentar la emergencia”, explicó.

Los integrantes del Comité de Retorno Seguro son el Dr. Alfonso Petersen Farah, Vicerrector de Ciencias de la Salud; el Mtro. Hugo Rodríguez Hernández, Director Administrativo; Dr. Ramiro Sánchez López, Director de la Maestría en Salud Laboral; Dra. Esmeralda Gutiérrez Velasco, de Salud Laboral de Recursos Humanos; Comandante Esteban Godínez Brea, Gerente de Protección Civil; Mtra. Judith Arredondo Safa, Directora de Unidades Productivas; Mtro. Damián González Razo, Director de Asuntos Estudiantiles.

También lo integran el Ing. Antonio Barriga de la Torre, Director de Competitividad Estudiantil; Lic. Ramón Velasco Sánchez, del Sindicato UAG; Lic. Carlos Mora Campos, Coordinador Jurídico; Lic. Arcelia Arias Meza, de la Vicerrectoría Administrativa; y el Dr. Ricardo Flores Zambada, Director de Recursos Humanos.

Cada miembro del comité y su dependencia trabajó en conjunto para crear un documento oficial que estableciera y cubriera todos los puntos que las autoridades sanitarias de Jalisco piden en el Plan Jalisco para la Reactivación Económica.

Éste es un modelo que establece protocolos, normativas y exigencias que toda organización debe cumplir para regresar a su operatividad y promover un entorno sano, vigilado, limpio y protegido contra el Coronavirus. 

“La Dirección Administrativa y Protección Civil, por ejemplo, vigilan los protocolos de limpieza, que se respeten, que haya una recolección de datos sobre quiénes visitan el campus, ayudan en temas de vigilancia epidemiológica, que los servicios sanitarios funcionen y que las instalaciones sean seguras y adecuadas para el servicio y operatividad”, puntualizó.

El Área de Unidades Productivas se encarga de vigilar y asesorar la operatividad y seguimiento de protocolos y normas en todas las áreas de servicio de la UAG como UAG Store, cafeterías, librerías Gonvill, la Flor de Córdoba y otras.

Las Direcciones de Asuntos Estudiantiles y Competitividad Estudiantil se aseguran de la capacitación de los profesores y que la academia en general conozca la normativa y protocolos de seguridad en salones, oficinas de profesores, laboratorios y otras áreas físicas.

Además, crearon importantes dinámicas como un programa de apoyo psicológico y de acompañamiento para estudiantes; así como un plan de activación física, entretenimiento y de actividades culturales y artísticas para la comunidad a distancia y personalizada. Mientras que, para los colaboradores, se realizó lo mismo, pero fue el Departamento de Salud Laboral quien se encargó del apoyo psicológico, nutricional, de actividad física y cultural en colaboración con Asuntos Estudiantiles.

El Sindicato UAG y la Coordinación Jurídica se encargan de la creación de programas de capacitación sobre el tema Covid-19 para los colaboradores, en coordinación con Universidad Corporativa y Recursos Humanos.

A este anterior se incorporó Comunicación Universitaria de la UAG que también se coordina con el comité para la creación de información oportuna y completa que se distribuye a la comunidad a través de diversos medios.

“Salud Laboral y la Vicerrectoría de Ciencias de la Salud se encargaron de toda la gestión sanitaria, desde prevención de contagios, qué hacer ante sospechas y confirmaciones y todo el enlace con los protocolos internos de aislamiento y protección, enlace con el gobierno del estado y federal, nos ayudaron a recabar información y asesoraron en diversas áreas en las que no éramos expertos del tema sanitario”, continuó.

Vicerrectoría Administrativa se encargó de elaborar el documento de normativa y protocolos y de la coordinación y trabajo para mantener la operatividad de la institución.

El Director de Recursos Humanos señala que existían dos opciones para la creación de este documento: tomar la normatividad que emitieron las autoridades del Gobierno del Estado o crear una normatividad propia adaptada a la empresa u organización sin dejar de tener en cuenta las necesidades a cubrir para evitar la propagación del virus establecidas por la Organización de las Naciones Unidas, gobiernos y otras entidades expertas en el tema.

Las normativas son las que se conocen o se han usado en muchas organizaciones, como: adaptación de espacios, cuidar sana distancia, limpieza continua de objetos y espacios, sanitización, uso de cubrebocas, gel antibacterial, caretas, evitar aglomeraciones de individuos, realizar vigilancia epidemiológica, llevar bitácoras e informar a las autoridades sobre la incidencia de casos, entre otras acciones.

“Ya fuera cumpliendo o superando lo que establecía la normatividad especial; nosotros fuimos por la segunda opción y decidimos generar un documento propio en el que se estableciera la normatividad de cómo la universidad iba a actuar ante las normas y protocolos”, añadió.

A mediados de marzo de este 2020, cuando Jalisco declaró emergencia sanitaria e inició con el aislamiento, la UAG acató la ordenanza gubernamental y pidió a sus colaboradores y estudiantes recluirse en casa e inició con una serie de acciones para conocer la situación de salud de la misma.

Para ello, se creó una encuesta que se envió a todos los colaboradores para identificar a las personas vulnerables. Un colaborador del grupo vulnerable es aquel que cumple alguna de las condiciones siguientes: tiene edad mayor de 60 años; tiene alguna enfermedad crónico-degenerativa o combinación de éstas, tales como diabetes, hipertensión arterial, enfermedades pulmonares o bronquiales, insuficiencia renal o hepática, lupus, artritis reumatoide o antecedentes de trasplante.

Otro grupo vulnerable son las mujeres embarazadas o en periodo de lactancia, quienes tienen niños menores de 12 años. Cada dependencia recibió a través de Salud Laboral, el listado de todos los colaboradores que la integran identificándose a aquellos que se mantendrán trabajando desde casa. 

Además, la encuesta, aplicada a los colaboradores y profesores, mostró la percepción que estos tienen sobre la factibilidad de realizar su trabajo a distancia. El director en coordinación con su equipo directo identificó qué posiciones podrían considerarse como susceptibles a que sean desempeñadas desde casa.

Esta identificación debió basarse en que la calidad, productividad y servicio se mantendrán, al menos, al mismo nivel como si fueran desarrolladas presencialmente.

Quienes formen parte del grupo definido por las autoridades sanitarias como vulnerables, no fueron considerados, acotó, para el regreso a actividades presenciales y seguirán bajo el modelo de trabajo en casa.

Con esta información de la encuesta que contestó más del 92% de los colaboradores, el comité pudo empezar a trabajar en los protocolos y normativas que establecerían lo que se denominó el Regreso Seguro.

“Tras la creación del comité y conocer la situación de salud de los colaboradores de la universidad, se pudieron tomar decisiones e iniciar los protocolos y normatividad con base al puesto de trabajo, su contacto con el público, si su trabajo podía ser realizado en home office, grupos vulnerables y esto quedó a cargo de Salud Laboral, que revisó cada caso y dictaminó su vulnerabilidad”, expuso.

Una vez detectados los casos vulnerables, se realizó la siguiente parte del programa donde todas las dependencias de la UAG propusieron un plan de regreso seguro con una serie de criterios a seguir en los que se establecieron bloques de regreso gradual con horarios escalonados y jornadas continuas, excluyendo grupos vulnerables por edad o estado de salud.

“Estos planes ya están integrados y son flexibles o adaptables para cada dependencia. Se buscaba asegurar que la institución instrumentara todas las acciones requeridas y la normatividad que pide la Secretaría de Salud Estatal y Federal para mantener su operatividad, ofrecer seguridad y servicio a sus estudiantes", detalló.

El Dr. Flores Zambada, describió que los colaboradores, profesores y alumnos se incorporarán a sus actividades de manera gradual, progresiva y ordenada y con base en el listado de colaboradores en condiciones de regresar a actividades presenciales. Cada director deberá establecer un programa de regreso gradual contemplando la conformación de 4 grupos o bloques.

“Cada grupo o bloque deberá considerar la incorporación de colaboradores de manera gradual y no todos los miembros de un departamento, área o dirección al mismo tiempo. Solo en caso de que la naturaleza de la dependencia así lo requiera, se podrá programar la incorporación por áreas completas, pero cuidando el porcentaje de colaboradores por bloque”, apuntó.

Cada bloque de reincorporación de colaboradores deberá considerar un porcentaje del total de los colaboradores programados para regresar a sus labores, refirió. Por ejemplo, el primer bloque sólo deberá incorporar al 33%, el segundo bloque deberá llegar al  50%, luego un 75% y el último bloque será la totalidad de los colaboradores al 100% (excepto aquellos en el grupo de vulnerables que su regreso será determinado por las autoridades de gobierno pertinentes. Este plan de regreso escalonado puede cambiar según se comporte el virus en nuestro país).

Cada colaborador recibirá un kit de protección, según su área laboral e interacción con el público, para protegerse así de contagios, como un cubrebocas, gel antibaterial, guantes, careta y uniforme entre otros.

El Dr. Flores Zambada aseguró que la reincorporación del personal y alumnos de la UAG tendrá lugar en las fechas que las autoridades sanitarias federales (según la Lista de Comprobación ante el COVID-19 Retorno al Trabajo para Grandes Empresas) y estatales (según el Plan Jalisco para la Reactivación Económica ante el COVID19) así lo determinen y sea publicado en los medios oficiales.

Reiteró que la normatividad para la reincorporación y continuidad aplica para todos los colaboradores, profesores, alumnos, padres de familia, proveedores, prestadores de servicio y visitantes de todas las dependencias, campus y unidades organizacionales que integran el Sistema Educativo de la UAG.

“La UAG tiene claro que esta pandemia es real, el virus puede causar la muerte, la institución tiene la responsabilidad moral y social de cuidar la vida de su comunidad y sus familiares. Esto implica la inversión de recursos monetarios y humanos para que existan las garantías de que su vida estará protegida. Sin embargo, está en las manos de cada colaborador cuidarse y cuidar de los suyos y de nosotros; los invitamos a atender las normativas, protocolos e información que las autoridades y la Autónoma dan a conocer para que así pronto podamos vernos, sanos y salvos”, dijo.

El Director de Recursos Humanos añadió que la UAG ha realizado una labor de educación y capacitación que calificó de “enorme” con una inversión significativa en muchos rubros y que se fortalece con un programa de comunicación con mensajes que refuerzan el cuidado y la concientización de que los colaboradores de la UAG deben ser promotores del cuidado de su salud y la de los demás.

“Cuando estemos en el regreso formal, además de este programa de comunicación más profundo, tendremos que crear una red de `Campeones de la Seguridad´ para cada área, será una especie de Brigada de Protección Civil, pero que tome la responsabilidad de no permitir violaciones a la normatividad y protocolos que hemos establecido en cada departamento de nuestro sistema, una red de vigilancia y aseguramiento de la seguridad y salud de todos”, concluyó.

Ver más