Opinión

Canto Gregoriano 310521

Compartir

El Canto Gregoriano

Salvador Echeagaray, Académico de la UAG

Lunes-31-Mayo-2021

¿Verdad que cuando escucha música de su agrado se siente mejor? Aunque esta fuera un tanto triste, la catarsis que provoca le hace sentir liberado. Hay un tipo de música que quizá no suele oír, pero seguros estamos de que le provocará paz, tranquilidad y, por qué no, hasta felicidad.

Según la definición de felicidad que da el filósofo medieval Boecio como “posesión del Sumo Bien” (que no es otro sino Dios), inferimos que la música sagrada es el género musical que, en su escucha o interpretación, puede acercarnos más a la felicidad.

Podemos afirmar lo anterior cuando la música sacra se interpreta con arrobamiento o se escucha con devoción, pues va dirigida a Dios mismo, el fin último objetivo del hombre, o sea, su felicidad total.

La música puede ser instrumental, cantada o ambas. Así como la voz humana es un sonido muy hermoso, el canto humano, bien timbrado y afinado, es lo más bello que podemos escuchar (“cantar” y “encantar” están relacionados). De esta manera, la música sagrada cantada es la que más puede acercarnos a la felicidad.

Sin embargo, hay una infinidad de subgéneros de este tipo de música que cumplen con este requisito. ¿Todos nos ayudan por igual a alcanzar la felicidad, o hay alguno que cumpla mejor con este feliz propósito?

“El himno a San Juan Bautista, escrito en la Edad Media en la lengua latina, y los cantos gregorianos producen en los que cantan y en los que escuchan una gran intensidad de gozo y un estado general intenso de armonía, balance y una conexión con lo divino”, afirma un autor. Y podemos agregar que la sobriedad de este canto, prescindiendo de ritmos o instrumentos que puedan “distraer” o alterar a quien escucha, es suave, tranquilo, relajante.

En la Edad Media, se acercaba a los enfermos a los templos para que escucharan el famoso canto sagrado. Así que podemos afirmar, categóricamente, que el Canto Gregoriano es el que mejor cumple como vehículo para acercar al hombre a un estado de paz y de conexión con el Ser Infinito que es Dios, la suma felicidad del hombre.

Recomendamos ampliamente a los jóvenes estudiantes, y en general a los lectores, que dediquen unos minutos a escuchar canto gregoriano. También pueden hacerlo mientras trabajan o estudian, porque proporciona un ambiente tranquilo y sereno, propio para el desempeño intelectual.

Ver más